El exbajista de Pink Floyd y coautor del gran disco “The Wall”, Roger Waters, revivió un drama con el guitarrista de Pink Floyd, David Gilmour.

"Nada de mí está en el sitio web,” dijo Waters en un video publicado en su cuenta de Youtube. "Creo que piensa que porque abandoné la banda en 1985 que él es el dueño de Pink Floyd, que él es Pink Floyd y que yo soy irrelevante y que debo mantener la boca cerrada,” agregó el músico.

Waters se refirió al uso del nombre, banda y reputación de “Pink Floyd” por parte de Gilmour en todas las redes sociales que acumulan millones de seguidores. Alegando que David Gilmour lo ha "vetado" de la página.

En efecto, Waters se marchó de Pink Floyd en 1985 y tuvo una batalla legal para prevenir que David Gilmour pudiera utilizar el nombre de la banda sin él. Al final Waters perdió, Gilmour mantuvo el uso del nombre de la banda y siguió produciendo material y yéndose de gira.

El propio Waters admitió en una entrevista con la BBC del 2013 que se arrepintió de haber tomado acciones legales contra Gilmour y al también miembro de Pink Floyd, el baterista Nick Mason.

El mes pasado Waters dijo que abordó a Gilmour para un “plan de paz” con el fin de lograr una reunión pero este no fue exitoso.