"Esta es una canción que grabé hacia un tiempo y que podríais encontrar interesante", explicó él mismo en un mensaje en el que además saluda a todos sus seguidores y reconoce su "gratitud" por el "apoyo y lealtad mostrados durante estos años".

Se trata de una composición de estructura muy libre e instrumentalmente minimalista, sustentada sobre todo por la voz de Dylan sobre las notas de un piano, la cuerda de un violín y una percusión muy suave.

"El alma de una nación se ha desgarrado y empieza a entrar en una lenta decadencia", canta en uno de los versos de lo que parece en realidad la lectura de un poema musicado.

Lea también: Fondo de Michael Jackson dona 300.000 dólares a Broadway, Vegas y los músicos

Iniciado como un relato en torno al asesinato de JFK, el músico estadounidense termina hilando un discurso en torno a la historia y cultura americanas, especialmente la de los años 60, aunque trasciende también ese marco para hacer referencias a hitos como la ópera rock "Tommy" de The Who o el festival de Woodstock.

La grabación, que está disponible en plataformas digitales, no parece vinculada a ningún álbum en concreto.

Su último disco de estudio en el mercado, el trigésimooctavo de su carrera, llevó por nombre "Triplicate" (2017) y en él versionaba clásicos del cancionero americano, lo que se ha convertido en una constante en estos años. Hay que retrotraerse a "Tempest" (2012) para encontrar las últimas canciones nuevas con su firma.

Tan personal en sus decisiones como siempre, el veterano cantautor y premio Nobel de Literatura anunció recientemente, en plena sucesión de cancelaciones de conciertos por el coronavirus, que el próximo verano saldrá de gira en una serie de teatros, anfiteatros y locales nocturnos pequeños de Estados Unidos.