Luego de compartir el set de “Hombre en llamas”, el actor de “La tragedia de Macbeth” se reúne con la actriz de “Yo soy Sam” para una nueva película.

El justiciero 3 (The Equalizer 3) vuelve a contar con Denzel Washington para protagonizar una nueva historia de acción. Pero la particularidad es que ahora se une a una joven actriz con la que compartió en el año 2004 en el film Hombre en llamas (Man on Fire): Dakota Fanning.

Ambos formarán parte de esta tercera entrega de la saga dirigida por Antoine Fuqua para Sony Pictures, que se estrenará en cines el 1 de septiembre de 2023. El film cuenta con el guion de Richard Wenk y con la producción de Todd Black, Jason Blumenthal, Steve Tisch y el mismo Washington. La primera película recaudó más de 194 millones de dólares alrededor de todo el mundo. Así fue como se pensó en una secuela que casi arrojó números iguales: 190 millones de dólares. Denzel se volverá a poner el traje de Robert McCall, el agente del gobierno jubilado que se suma a diferentes misiones.

En declaraciones al sitio Collider, Washington dijo: “Han escrito la tercera Equalizer, así que estoy programado para hacerla” y agregó: “Tengo que ponerme en forma y comenzar a golpear a la gente nuevamente”. En la primera entrega de la saga de 2014, McCall luchaba contra la mafia rusa mientras intentaba proteger a una joven prostituta interpretada por Chloë Grace Moretz. En la segunda parte, estrenada en 2018, el personaje de Denzel intentaba vengar el asesinato de su amiga, Susan Plummer, encarnada por la ganadora del Oscar Melissa Leo. No se han revelado detalles de la tercera parte, ni tampoco el resto del elenco, salvo el nombre de Dakota y Denzel.

Lea También: Paul Walker recibirá estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood

El recuerdo de Hombre en llamas (dirigida por Tony Scott) va a impactar directamente en este nuevo film. La química que habían logrado los personajes de Fanning, que interpretaba a la pequeña Lupita Pita Ramos, y Washington que hacía de John Creasy, su guardaespaldas y exmiembro de la marina y de la CIA, fue una de las claves del éxito de esa película. La culpa de Creasy era el hilo conductor para que el hombre emprendiera una búsqueda desesperada luego de que la pequeña fuera secuestrada. Este film logró recaudar más de 130 millones de dólares en todo el mundo. 

Recordando a Man on Fire (2004)