Menu

El cantante y guitarrista de Megadeth anunció, meses atrás, que padecía un cáncer de garganta

En una entrevista para Rolling Stone, Dave Mustaine, cantante y guitarrista de Megadeth, habló abiertamente sobre cómo fueron los primeros momentos de su vida tras su diagnóstico, además de desvelar los nombres de las personas que le ayudaron y le apoyaron. 

“Ya he superado la mayoría del tratamiento y me siento realmente fuere. Después de la radiación, el doctor me dijo que los resultados eran increíbles. Según él, parece que estuviera en fase 1 cuando debería parecer que estoy en fase 3. El oncólogo también me dijo que se me veía muy fuerte. Así que seguimos adelante”, explicó Musatine.

Sin embargo, al músico no le faltó cariño ni de sus fans ni de sus compañeros, lo cual llegó como una sorpresa para él. “Recibí apoyo de un montón de gente que conocía pero de los que no sabía que les importaba. Entre ellos destaca mi viejo hermano, James Hetfield. No sabes lo feliz que me hizo que me escribiera. Al contrario de lo que todo el mundo piensa, quiero mucho a James y él me quiere y se preocupa por mí. Puedes ver que, cuando llega el momento de la verdad y tengo una enfermedad que amenaza mi vida, James ha estado a mi lado”. 

“También recibí un mensaje de Ozzy y otro de Paul Stanley. Fue genial que me escribiera Ozzy. Estoy muy agradecido por todo lo que se preocuparon. Como ellos dicen, a fin de cuentas, nos tenemos entre nosotros en la comunidad del metal”, afirmó. 

Sin embargo, hay otro gran cantante que también ha sido clave en esta etapa de su vida, Bruce Dickinson, de Iron Maiden  “Me dijo que, cuando él estuvo enfermo, tras el tratamiento, le recomendaron de tres a seis meses de descanso. Me dijo que no escuchó esa recomendación y que tuvo algunos problemas. Al final lo hizo y su voz volvió más fuerte que nunca. Aprecio mucho a Bruce, ha sido otro hermano que me ha apoyado durante todo esto. Me explicó cómo pasó él por esto y realmente me ayudó. Estoy esperando el momento en el que pueda devolverle el favor a otro de mis compañeros. Es una enfermedad difícil, pero tienen médicos por todas partes que están trabajando en ello”.