Menu

La mítica Black Strat del guitarrista y cantante de Pink Floyd se vendió en casi 4 millones de dólares.

Este jueves se realizó en Nueva York la subasta de las guitarras de David Gilmour, quien vendió sus instrumentos con fines benéficos.

En total se recaudaron más de 21 millones de dólares por los lotes, que contemplaban 121 guitarras, cuatro bajos, dos amplificadores y un case.

La mítica guitarra Black Strat del año 1969, que el músico usó para todas sus grabaciones desde ese año, fue vendida en 3.975.000 dólares, convirtiéndose en la guitarra más valiosa de la historia.

En tanto, la Martin D-35 que usó para grabar "Wish You Were Here" fue vendida en 1.095.000 millones de dólares, lo que la hace la acústica más cara de todos los tiempos. La Stratocaster blanca, que usó en las grabaciones de The Wall, fue vendida en 1.815.000 dólares.

Todas las guitarras fueron rematadas en valores que superaron exponencialmente su precio inicial. Las ganancias irán destinadas a ClientEarth, organización que lucha contra el cambio climático.

"La crisis climática mundial es el mayor desafío al que la humanidad se ha enfrentado jamás, y estamos a pocos años de que los efectos del calentamiento global sean irreversibles. Espero que la venta de estas guitarras ayude a ClientEarth en su causa de usar la ley para lograr un cambio real", dijo Gilmour.

En tanto, James Thornton, CEO de la ONG, agradeció al músico por su "notable regalo". "David tiene una larga historia apoyando causas benéficas, y estoy honrado de que haya elegido a ClientEarth".

Nota: Javier Valladares/Concierto