Menu

La banda tributo Pink Floyd de Reino Unido canceló hoy tres conciertos programados para enero en Israel tras las críticas este sábado del miembro fundador Roger Waters, que pidió su suspensión, informaron hoy medios locales.

El grupo anunció la cancelación en su página de Facebook, que ha quedado desactivada durante el día, después de que Waters les acusara en la misma red social de "contribuir al blanqueo cultural" de Israel.

"Estoy horrorizado de ver que tenéis planes para actuar en Tel Aviv, Haifa y Beersheva el 4, 5 y 6 de enero. Por favor no lo hagáis", escribió en su página de Facebook.

"Cantar mis canciones frente a audiencias segregadas en Israel, y contribuir al blanqueo cultural del Gobierno racista y del apartheid de ese país, sería un acto de malicia injustificada y falta de respeto", añadió.

Waters es un abanderado del movimiento Boicot, Desinversiones y Sanciones (BDS) que promueve estas iniciativas mientras continúe la ocupación israelí de los territorios palestinos.

En ocasiones anteriores el BDS, con Waters a la cabeza, trató sin éxito que Cateano Veloso y Gilberto Gil, Alicia Keys, Bon Jovi, Radiohead o Britney Spears cancelaran sus actuaciones en Israel.