Menu


El exbatería y uno de los fundadores del legendario grupo de rock Pink Floyd, Nick Mason, presentó hoy en Roma la primera retrospectiva que homenajea los cincuenta años de historia de la banda y que se expondrá en la capital italiana en enero, tras su paso por Londres.

"Yo vendré seguro (a la inauguración) y creo que Roger (Waters) probablemente también. Y si era un secreto, lo siento mucho", avanzó un sonriente Mason en rueda de prensa.

Mason aterrizó en Roma para presentar la exposición "Pink Floyd: Sus restos mortales", que ya ha sido expuesta en Londres, donde ha acogido desde mayo a más de 400.000 personas.

El músico de 73 años se mostró muy relajado, abierto a las bromas, y no dudó en posar como una auténtica estrella de rock para hacerse varias fotos e incluso firmar autógrafos de discos y vinilos de Pink Floyd.

La gran acogida de la exposición en Londres "se debe a su autenticidad", confesó el productor Glenn Orsher, que asistió a Roma en representación de Michael Cohl y su Concert Productions International, productora y organizadora de la muestra junto con Live Nation y Mondo Mostre en Italia.

El próximo 19 de enero la muestra aterrizará en el MACRO - Museo de Arte Contemporáneo de Roma para proponer hasta el 1 de julio un viaje multisensorial con el que sumergirse directamente en el mundo de una banda que regaló a la historia títulos como "Another Brick In The Wall" o "Wish You Were Here".

La exposición en su conjunto es prácticamente la misma que ya han disfrutado miles de personas en Londres, pero en Roma presenta "algunas variaciones", según Orsher.

"Hay algunos elementos que han sido sustituidos por otros y que tienen que ver con la relación del público italiano con el grupo", reveló.

Así, los fans de Pink Floyd en Italia podrán rememorar su legendario concierto en Venecia en 1989, cuando tocaron para 200.000 personas que abarrotaron la Plaza de San Marcos, o el directo que dieron en el histórico anfiteatro de Pompeya en 1971.

La muestra está compuesta por vídeos, fotos, letras de canciones, portadas de discos, obras de arte, instrumentos y recortes de periódicos.

Comienza con los inicios de la banda, cuando el guitarrista Syd Barrett, el batería Mason, el bajista Walters y el teclista Richard Wright se convirtieron en 1964 en Pink Floyd, a partir del tributo que rindieron a dos músicos de blues: Pink Anderson y Floyd Council.

Entre los objetos más codiciados se exponen cartas originales que Barrett mandaba a su novia y diseños realizados por Waters, Mason y Wright cuando eran estudiantes de arquitectura en la Regent Street Polytenchnic (hoy la Universidad de Westminster).

La exhibición también hace mención especial a Barrett, que abandonó el grupo en 1968 por problemas con las drogas, lo que trajo consigo la incorporación del guitarrista y cantante David Gilmour.

Cinco años más tarde, Pink Floyd publicaría "The Dark Side of the Moon" (1973) el disco que les catapultó a la fama, que se mantuvo en las listas musicales durante 17 años seguidos y vendió más de 45 millones de copias.

"La exposición tiene un grandísimo contenido musical de alto nivel y también muchas curiosidades. Pink Floyd ha cambiado la forma de hacer música", afirmó el vicealcalde de Roma, Luca Bergamo.

Por ahora, sus seguidores deberán conformarse con esto, pues un posible reencuentro es por el momento impensable: "No hay planes a la vista, personalmente estoy preparado pero no (va a pasar) por el momento", dejó claro Mason.