Menu

"Who Built the Moon? no es un disco de rock", aseguró Noel Gallagher. Por lo que las palabras del músico deberán tenerlas presentes sus fans o personas que estén esperando un disco similar a su debut en 2011, Chasing Yesterday (2014) o algo de su trabajo con Oasis, porque este álbum que sale a la venta mañana rompe con todos sus esquemas.

“Las influencias de este disco comenzaron durante conversaciones de música que yo tuve con David Holmes, que produce el disco junto a mí. Él llegó conmigo al estudio y no tenía nada: ninguna canción, cero ideas, absolutamente nada.

“Así que dijo que si quería hacer algo diferente, tenía que arriesgar. Y lo que hicimos fue totalmente valiente porque hay bastante influencia de Blondie, New Order, Phil Spector, hasta del hip hop, un género que yo odio, pero algo encontré en la rola Power de Kanye West para después mandarlo al carajo.

“Así que yo diría que este disco es algo como cosmic pop”, contó el mayor de los hermanos Gallagher durante la escucha de su material.

Las 12 canciones de su álbum recuerda el new wave que se desarrolló en su país durante la era del post-punk, una de las más prolíficas en la historia de la música apenas terminó la moda del punk de Malcolm McLaren. Who Built the Moon? puede ser tomado como la extensión de esa época en el siglo 21.

Sintetizadores, guitarras, silbatos celtas, teclados, chelos y hasta unas tijeras se unieron al bajo y la batería para dar vida al experimento más ambicioso del británico de 50 años que, por primera vez, no encontró ni forzó la inspiración que sus ídolos le otorgan en cada disco.

“Diría que no existe ningún acercamiento a The Beatles”, explica, “mucho menos de los Beach Boys que, a propósito, los odio porque jamás me ha gustado tanta zalamería en la música, esa moda de tener bigote, botas flexibles y cabello largo. De ninguna manera. Tomamos otros caminos bastante diferentes.

“Por ejemplo, Johnny Marr (exguitarrista de The Smiths) vuelve a estar en el disco (ya había trabajado conmigo en Chasing Yesterday).

“David acomodó todo a manera de que los High Flying Birds tuvieran otra dinámica, por eso él hizo todo, me ayudó bastante porque yo soy muy flojo para hacerlo”, contó.

Who Built the Moon? no tuvo una recepción tan favorable al mostrar el sencillo Holy Mountain. Muchos fans compararon el coro con She Bangs, de Ricky Martin y hasta la fecha siguen criticándolo. Sin embargo, a él no le ha importado.

Una sorpresa que tiene para los que se rehusan a tirar a la borda el recuerdo de la banda que tenía junto a su hermano Liam es que, por primera vez, Gem Archer y Chris Sharrock, exintegrantes de Oasis, son parte de los High Flying Birds, luego de pertenecer a la fallida banda Beady Eye.