Menu

Un juez de Nueva York dio la razón al grupo de rock Lynyrd Skynyrd, muy conocido por el tema "Sweet Home Alabama", en su demanda frente a su exbatería Artimus Pyle, que planeaba hacer un filme biográfico sobre la banda y el accidente de avión en el que murieron varios de sus miembros.

Según informó hoy el medio especializado The Hollywood Reporter, el juez federal Robert Sweet decretó que la productora Cleopatra no puede rodar esta película si Pyle sigue involucrado en el proyecto, ya que el exbatería firmó un acuerdo legal en los años 80 que permitía a cada músico explotar sus vivencias individuales pero en ningún caso la historia de Lynyrd Skynyrd como banda.

Lynyrd Skynyrd alcanzó el estrellato en la década de 1970 gracias a joyas del rock sureño como los discos "Pronounced 'Leh-'nérd 'Skin-'nérd" (1973) y "Second Helping" (1974).

Sin embargo, su trayectoria se vio trágicamente interrumpida por un accidente de avión en 1977 en el que murieron los músicos Ronnie Van Zant, Steve Gaines y Cassie Gaines.

Diez años después, Lynyrd Skynyrd volvieron a la carretera y los estudios de grabación con una formación que varió con el tiempo.

Artimus Pyle, batería de la banda durante los años 70 que sobrevivió al accidente y que finalmente fue despedido de Lynyrd Skynyrd en 1991, estaba preparando un "biopic" titulado "Street Survivors: The True Story of the Lynyrd Skynyrd Plane Crash".

Al conocer este proyecto, el guitarrista Gary Rossington, el cantante Johnny Van Zant (hermano del fallecido líder de Lynyrd Skynyrd, Ronnie Van Zant) y varios herederos de otros integrantes de la banda que murieron en el accidente de avión denunciaron a Pyle en junio.

La demanda sostenía que la película, además de violar el acuerdo consensuado por los integrantes de la banda, podría mostrar "un retrato impreciso o sesgado" de LynyrdSkynyrd trazado solo a través del punto de vista de Pyle y disfrazado como "la verdadera historia" del conjunto.

Según las conclusiones del juez Sweet, Pyle no dijo nada a sus socios en esta película del acuerdo que le impedía hacerla pero sí mantuvo con ellos una entrevista, que serviría para escribir el guión, y firmó varios acuerdos con para participar como coproductor en el filme, narrar la cinta, hacer un cameo y componer una canción original para la banda sonora.

En una entrevista concedida al medio especializado Deadline en 2016, Pyle aseguró que quería llevar a cabo una película que contara el "repentino" ascenso y caída de Lynyrd Skynyrd y que retratara a sus compañeros de banda como eran: "gente divertida y real" que amaba la música.