Menu

El juicio de la estrella de la música pop Taylor Swift contra David Mueller, un presentador de radio de Colorado (EE.UU.) a quien denunció por supuestamente manosearla en 2013, comenzó hoy con la selección del jurado y la acusación del abogado de la artista de que el hombre busca dinero con el proceso.

El litigio busca zanjar una serie de demandas cruzadas entre Swift y Mueller desde que ambos coincidieran en una sesión de fotos antes de un concierto de la cantante en Denver en 2013.

La estrella del pop, de 27 años, acusó al disyóquey y locutor de radio de haberle tocado bajo la falda, mientras que este, que perdió su trabajo, respondió con una demanda por acusación falsa.

A primera hora, el juez de distrito de Colorado, William J. Martinez, tomó juramento a las ocho personas, seis mujeres y dos hombres, que conforman el jurado tras un día de selección en el que se descartó a los confesos seguidores de la intérprete de "Shake it off"

Tanto Swift como Mueller, de 55 años, estuvieron presentes en el tribunal y escucharon la presentación de los argumentos de sus abogados, Douglas Baldridge, y Gabriel McFarland, respectivamente.

Ambos se atuvieron a lo expresado previamente y mantuvieron el cruce de acusaciones.

McFarland reconoció que "el manoseo impropio es ofensivo y no debería ser tolerado" y agregó que "acusar falsamente a alguien de manoseo es igualmente ofensivo, y no debería tolerarse".

Bladridge, abogado de Swift, replicó que "no se trata de manoseo inapropiado, se trata de agresión sexual".

"¿Qué posible motivación podría tener la señorita Swift para estar aquí? La motivación de Mueller es clara", agregó Baldridge al comentar la petición de 3 millones de dólares del locutor por daños y perjuicios, ya que fue despedido dos días después de la acusación.

Baldridge insistió, por su parte, en la "absoluta certeza" de Swift de que Mueller realizó estos tocamientos.

"Nunca he estado tan segura de algo en mi vida", dijo en una declaración previa Swift, una de las artistas más populares de la actualidad y que ha vendido más de 40 millones de discos en todo el mundo.

Como una de las pruebas se ha presentado una fotografía en la que se ve a Swift en una sesión de fotos, con Mueller a un lado, y la esposa -entonces novia- del locutor al otro.

En la instantánea, en la que los tres están sonriendo, se ve a Mueller con una mano detrás de la espalda de Swift.

El juicio ha generado gran expectación y desde primera hora de la madrugada seguidores de las intérprete de "Bad Blood" hicieron cola para lograr uno de los asientos de espectador en el juicio.

Swift solicita, por su lado, un dólar en compensación y quiere que el litigio sirva "de ejemplo a otras mujeres que pueden resistirse a revivir públicamente actos igual de humillantes e indignantes".

La intérprete de éxitos como "You Belong with Me" fue la cantante mejor pagada de 2016 con 170 millones de dólares y ha obtenido 10 premios Grammy.

Se espera que el juicio se prolongue durante dos semanas.