Menu

El dúo electrónico The Chaismokers no estará finalmente en la edición 2017 del Lollapalooza Chile, que tendrá como cabezas de cartel a la legendaria banda de heavy metal Metallica y a The Strokes, uno de los grupos más consolidados actualmente del universo indie.

Lollapalooza Chile reveló hoy su programación oficial para el festival que se celebrará los días 1 y 2 de abril próximo en Santiago, en el que The Chaismokers serán sustituidos por el norteamericano Diplo, integrante de Major Lazer y Jack Ü ganador de dos Grammys en 2016.

Diplo (cuyo nombre real es Tomas Wesley Pentz) coincidirá en el festival con MØ, artista con la que colaboró en uno de sus grandes hits "Lean On".

La séptima versión del festival estará encabezada por el retorno de uno de las grandes bandas a nivel mundial, Metállica, en un reencuentro con el público chileno tras su último concierto, en 2014. La banda que lideran Lars Ulrich y James Hetfield busca sorprender con su último disco, "Hardwired... To Self-Destruct".

Los metaleros compartirán la jornada con los próceres del punk rock californiano Rancid, los recientes ganadores del Grammy Cage the Elephant, los chilenos Lucybell y los propulsores del hip hop local La Pozze Latina.

Mientras, los ingleses The XX estarán cerrando el primer día, con su recientemente estrenado trabajo de estudio "I see you". La banda indie compartirá las tablas con sus coterráneos The 1975 y Glass Animals, antecedidos por las bandas chilenas de Wiechafe y Villa Cariño.

El R&B se hará presente en la clausura del festival, en la voz de The Weeknd, merecedor de dos Grammys y una nominación a los Premios Óscar, junto a los veteranos Duran Duran, con cien millones de discos vendidos a sus espaldas y próximos a cumplir 40 años de trayectoria musical.

Un debutante en Lolallpalooza Chile será el rapero G-Eazy junto con la sueca Tove Lo, y los djs Marshemello, el fránces Tchami, el holandés Don Diablo y Dj Who, entre otros artistas emergentes de la escena electrónica.

En tanto, el cierre de la última noche estará a cargo de las afiladas guitarras de The Strokes, una de las bandas de garaje más icónicas del nuevo milenio, que actúa por primera vez en Chile.

La jornada del domingo estará marcada por el rock de los irlandeses Two Door Cinema, Jimmy Eat World, los británicos Catfish and the Bottlemen y los chilenos Alex Anwandter y We are the Grand.

La energía de la música electrónica pondrá su cuota en el cierre en las pistas del neerlandés Martin Garrix y el australiano Flume.

El festival espera sobrepasar las 700.000 personas en promedio que reunió en sus seis ediciones anteriores.