Menu

El Festival de rock alternativo y urbano "Música Panamá" (MUPA) celebrará su tercera edición en Panamá, del 15 al 19 de febrero, con la participación de bandas nacionales e invitadas de Argentina, Colombia, Costa Rica y México, anunciaron hoy sus organizadores.

La agrupación argentina de metal "A.N.I.M.A.L.", la colombiana "Tiempos de Sangre", la costarricense "Cocofunka" y la mexicana "Retroporno" hacen parte de la cuota extranjera que tendrá el festival.

De igual forma, las panameñas Cienfue, Rencilla, Llevarte a Marte, Las Lolas y Radicales Libres, se estarán presentando en el Mirador del Pacífico, ubicado en el paseo marítimo de la Cinta Costera el 18 y 19, informó un comunicado de la Alcaldía de Panamá.

El festival gratuito, enfocado en los géneros rock, hip-hop y reggae "roots", contará con otras actividades formativas como talleres y conversatorios en un hotel de la capital.

Entre los invitados internacionales que dictarán conferencias están el ingeniero musical y ganador del Grammy Latino 2006 Yunuen Viveros (México), el programador senior en la Corporación Interamericana de Entretenimiento Andrés Sánchez (México), y el agente de bandas independientes Juan Diego Solís (Costa Rica).

Mientras que por Panamá estarán el productor musical ejecutivo Damián Whon y la cantautora Yek Gamboa.

La agenda del MUPA también comprende una vitrina en la que las bandas nacionales seleccionadas a través de la convocatoria del festival tendrán la oportunidad de presentar su material a los representantes internacionales invitados, con el propósito de generar enlaces con el mercado latino y propiciar condiciones para exportar el talento nacional.

"El MUPA va más allá de ser un festival, se convierte en una plataforma para que la música urbana de Panamá tenga una vitrina nacional e internacional y unos mecanismos de fortalecimiento sectorial", expresó la directora de Cultura y Educación Ciudadana de la Alcaldía de Panamá, Alexandra Schjelderup.

La exposición, que culminará el fin de semana próximo con la participación de los grupos musicales, tendrá área de artes, zona de tatuajes, comidas, venta de mercancía, parque de patinetas, lucha libre, yoga y exposición de motos.

De acuerdo al municipio panameño, el certamen apunta a convertirse en uno de los más reconocidos en la región, con el fin de posicionar la ciudad de Panamá como un espacio intercultural y turístico.