Menu
  • Categoría: Cine

El abogado de los hermanos Duffer, creadores de "Stranger Things", dijo hoy que la demanda en su contra presentada por el cineasta Charlie Kessler por el supuesto hurto de la idea para crear la serie, no tiene fundamento e intenta beneficiarse del éxito de la marca.

"La demanda del señor Kessler no tiene ningún fundamento", indicó Alex Kohner, abogado de los Duffer, en un comunicado. "No tuvo ninguna conexión con la creación o el desarrollo de la serie. Los hermanos Duffer no han visto el corto del señor Kessler ni han hablado de ningún proyecto con él", agregó.

Kohner indicó que la intención de Kessler es beneficiarse "de la creatividad y el trabajo duro" de otras personas.

Kessler, en la demanda presentada este lunes, sostiene que los Duffer se aprovecharon de una idea suya de la que charlaron en 2014 durante una fiesta en el Festival de Cine de Tribeca.

Según Kessler, "Stranger Things" está basada en "Montauk" (2012), un cortometraje sobre fenómenos paranormales del que habló a los Duffer durante el certamen de cine y que pretendía ser el primer paso para una hipotética película titulada "The Montauk Project".

El demandante asegura que su charla con los Duffer en Tribeca se dio "dentro de las prácticas de la industria del entretenimiento", por las cuales los Duffer no podrían divulgar, usar o aprovechar las ideas que les contó Kessler sin su permiso o sin ofrecerle una compensación.

En su argumentación, Kessler expone que, cuando fue vendida a Netflix, "Stranger Things" tenía como título provisional "The Montauk Project".

Kessler exigió una indemnización y que se "destruyan" todos los materiales que tengan los Duffer de "Stranger Things" que estén basados en sus conceptos de "Montauk".

"Stranger Things", que desde su lanzamiento en 2016 se convirtió en un gran fenómeno de la pequeña pantalla, estrenó el año pasado su segunda temporada.