Menu
  • Categoría: Cine

La actriz Gillian Anderson, protagonista junto a David Duchovny de la serie "The X-Files", arremetió hoy contra la falta de mujeres en el equipo de guionistas y en la dirección de este show televisivo de ciencia-ficción.

En su perfil oficial de Twitter, la intérprete rebotó hoy un artículo de The Washington Post acerca de la polémica suscitada esta semana cuando se conoció que el equipo de guionistas para la temporada 11 de "The X-Files", que se estrenará en 2018, estará compuesto exclusivamente por hombres.

"Y 2 de los 207 episodios (en total de la serie fueron) dirigidos por mujeres", señaló Anderson al compartir ese texto en Twitter.

"Estoy deseando que llegue el día en el que los números sean diferentes", añadió la actriz, que concluyó su mensaje con la etiqueta "el futuro es femenino".

No es la primera vez que Anderson critica públicamente el trato a las mujeres en "The X-Files", ya que en enero de 2016 afirmó que, para volver a la serie, le ofrecieron cobrar la mitad de sueldo que a su compañero de reparto, David Duchovny.

"Fue sorprendente para mí, con todo el trabajo que hice en el pasado para que se nos pagara justamente", explicó al medio digital The Daily Beast sobre la propuesta inicial de recibir la mitad que Duchovny por el "revival" de "The X-Files".

Fuentes de la serie informaron al medio especializado The Hollywood Reporter que finalmente Anderson y Duchovny recibieron un trato salarial similar.

"Especialmente en este momento en que las mujeres están hablando sobre la realidad de la desigualdad de salario en este negocio, creo que es importante que se nos escuche", indicó la artista.

"En algunas entrevistas en los últimos años, la gente me decía: 'No puedo creer que sucediera eso, es una locura'. Mi respuesta siempre era: 'Así era entonces y así es ahora'. ¡Y entonces sucedió de nuevo! No sé ni qué decir sobre esto (...) Es triste", describió.

Anderson también contó entonces que tardó tres temporadas de la serie en tener un salario equivalente al de Duchovny, y expuso que, en los inicios de "The X-Files", el estudio le pedía que se quedara por detrás de su compañero ante la cámara.