Menu
  • Categoría: Cine

 


El estreno de un inquietante y oscuro tráiler activó hoy la cuenta atrás de "Star Wars: The Last Jedi", la octava película de la saga galáctica que llegará a los cines el próximo 15 de diciembre.

La convención Star Wars Celebration, que se celebró en Orlando (Florida), fue el escenario escogido por Disney y Lucasfilm para desvelar las primeras imágenes de la continuación de "Star Wars: The Force Awakens" (2015) en un acto en el que participaron el director del filme Rian Johnson, y actores como Daisy Ridley, Mark Hamill y John Boyega.

Con un tono mucho más dado al misterio que el séptimo episodio y que despertará comparaciones con "Star Wars - The Empire Strikes Back" (1980), el adelanto muestra a Rey (Ridley) entrenando al límite de sus fuerzas junto a un experimentado y muy serio Luke Skywalker (Hamill).

"¿Qué ves?", pregunta en un momento Skywalker, a lo que su joven aprendiz responde: "Luz, oscuridad, equilibrio".

"Es mucho más grande", contesta Skywalker sobre una secuencia en la que se ve a Rey blandiendo su espada láser al borde de un precipicio.

El tráiler también mostró impactantes persecuciones y escenas de combate en las que sobresalió, una vez más, el Millennium Falcon.

"Solo conozco una verdad: es la hora del fin de los jedi", concluye con aroma muy siniestro Luke Skywalker para cerrar un clip en el que también aparecen Kylo Ren (Adam Driver), Poe Dameron (Óscar Isaac), Finn (John Boyega) y Leia, en la que fue la última interpretación de Carrie Fisher antes de fallecer en diciembre a los 60 años.

Las 2.000 personas que abarrotaron el escenario Galaxy de la Star Wars Celebration estallaron de alegría al ver el tráiler, de tal manera que Rian Johnson decidió exhibirlo una segunda vez.

El evento también sirvió para conocer un póster del largometraje en colores rojos y negros con las caras de Luke Skywalker y Kylo Ren unidas, y a la vez separadas por la luz que desprende el sable láser de Rey.

Rian Johnson comentó que después de ver el emotivo evento de ayer por los 40 años de Star Wars, en el que participaron George Lucas y Harrison Ford, tenía miedo de no cumplir con las expectativas, pero señaló que le ayudó el "ánimo" que le dieron los fans.

De hecho, el cineasta pasó varias horas en la noche firmando autógrafos y compartiendo tiempo con los aficionados que hicieron cola sin dormir para poder asistir al estreno del tráiler.

Por su parte, la presidenta de Lucasfilm, Kathleen Kennedy, aseguró que Johnson tiene una "asombrosa originalidad" como realizador, y añadió que escribe guiones "tan bien como los dirige".

De la misma forma, la ejecutiva subrayó que Johnson ha creado para la película personajes de "mujeres intensas e independientes".

En este sentido destaca el rol de Rey, interpretado por Daisy Ridley, y que vista su triunfal aparición en el auditorio se ha convertido en una de las caras preferidas de los seguidores.

Sin querer revelar grandes detalles de la trama, Ridley sí descubrió que la película ahondará en la historia de Rey y dejó entrever que las expectativas de su personaje acerca de "un héroe" como Luke Skywalker tal vez no estén a la altura de la realidad.

Además, Johnson ensalzó la labor de Ridley y subrayó que las niñas quieren ser como Rey gracias a "la tenacidad, la valentía y el humor" que muestra la actriz ante la cámara.

"Si él está feliz, yo estoy feliz", apuntó de manera contundente Mark Hamill al encumbrar la dirección de Johnson.

"(Star Wars) ya no es la historia de Luke Skywalker, pero creo que es una parte importante del arco en general de la saga. Hay mucho misterio acerca de él", añadió el artista.

También apareció en Orlando John Boyega, quien dijo que en "Star Wars: The Last Jedi" habrá muchas aventuras entre la pareja que forman su rol Finn y Poe Dameron, al que da vida el guatemalteco Óscar Isaac.

A "Star Wars: The Last Jedi" le tocará confirmar la buena salud comercial de la saga después de que Disney relanzara el universo ideado por George Lucas tras adquirir la compañía Lucasfilm en 2012 por más de 4.000 millones de dólares.

La recaudación en los cines ha saludado esa descomunal inversión ya que con 2.068 millones de dólares de ingresos en todo el mundo "Star Wars: The Force Awakens" es la tercera película más taquillera de la historia a escala internacional, de acuerdo con los datos del portal especializado Box Office Mojo.

También "Rogue One", la primera cinta derivada de esta serie, tuvo un buen rendimiento en la gran pantalla y acumuló 1.055 millones de dólares en todo el mundo.