Gigante distribuidor habría perdido más de $2 mil millones en solo un trimestre.

La cadena de salas de cine más grande de los Estados Unidos, AMC, está en serios aprietos financieros debido a las medidas tomadas de cara a la pandemia del coronavirus COVID-19.

En un reporte del miércoles la compañía afirmó categóricamente que efectivamente no están generando ingresos y tienen un problema de liquidez que podría dejarlos sin negocio.

AMC cerró las puertas de sus salas en marzo y espera mantenerlas así a lo largo de junio. Esta es controlada por el conglomerado chino Dalian Wanda tiene más de 1.000 salas en Estados Unidos y Europa.

En la misma declaración, la empresa expresó preocupación por estudios que han optado por lanzar películas directamente a plataformas digitales de streaming y video en demanda. AMC estima sus pérdidas del pasado trimestre en más de $2 mil millones.

Según CNN Business la decisión de los estudios Universal de lanzar la película “Trolls” directamente a video en demanda causó roces con AMC y la cadena habría respondido con no proyectar más películas de ese estudio en sus salas.