Menu
  • Categoría: Biografías

En 1977 la emisora Stereo Bahía Limón fue el escenario donde por primera vez se escuchó al aire la potente voz de Mario Gilberto McGregor Blake. Debutó en un programa deportivo.

En ese entonces, tenía solo 24 años y el mundo de la radio no presagiaba la revolución que estaba por venir.

La narración deportiva llegó a su vida en 1978 en los micrófonos de Radio Casino de Limón. De esta forma, comenzó a cumplir el sueño que empezó a gestarse cuando cursaba la escuela. En esa etapa, McGregor narraba partidos imaginarios.

Una vez en los medios, el limonense comenzó a pulir su estilo y su potente voz. Le gustaba la narración intensa pero con palabras sencillas. Evitaba las florituras y plasmaba con cada minuto al aire su esencia caribeña.

Columbia fue su casa y en ella llevó las transmisiones de fútbol a estándares inimaginables. Sus frases más populares cautivaban a los oyentes de la Mundialista.

“Hola a todo el mundo”, “¿quién sostiene mi voz?”, “por mi madre Santa que es un golazo”, “Con un hermoso y democrático país en sintonía”, “goooooool de mi querido Limón”, “goooool de Costa Rica linda y amada”, “Camisa número...”, “mi jugador”, “tiro libre”, “lo pillaron”, “muestre defensa”, "cántenlo conmigo" y muchísimas otras.

Cuando le consultaban por su voz, siempre respondía que era un don de Dios y que se esmeraba en cuidarlo.

El fútbol y la radio lo llevaron a conocer más de 40 países en los cinco continentes. Narró ocho Mundiales y anhelaba ir a Rusia 2018.

El pasado 8 de enero, durante su última gira con Columbia al estadio Carlos Ugalde, la Doble M confesó a sus compañeros de viaje que pensaba retirarse después de la próxima justa mundialista y dedicarse a su libro.

McGregor falleció a los 59 años este 13 de enero en el Hospital Calderón Guardia. Descanse en paz Doble M.

Videos